Convivencia

Muchas personas disfrutan de la compañía de una mascota y no tomarían en consideración ni por un momento la posibilidad de deshacerse de su perro o gato, que a menudo es considerado uno más de la familia. Sin embargo, la convivencia entre personas y animales no siempre es un éxito y en algunos casos la relación fracasa: solo en España durante el 2010 se han recogido alrededor de 109.000 perros y 36.000 gatos. Y si para un propietario puede ser difícil tomar la decisión de abandonar a una mascota, para el animal, el abandono es el comienzo de un camino muy difícil que tiene un final feliz en forma de adopción solo en el 45% de los perros y en el 38% de los gatos. El resto de animales deberán seguir viviendo en las protectoras, donde el ambiente desconocido, el cambio repentino de rutina y el aislamiento de su grupo social pueden suponer un fuerte estrés.

Estudio

Pero, ¿por qué tantos perros y gatos acaban cada año en refugios y protectoras? Es lícito preguntarlo, sobre todo teniendo en cuenta los numerosos beneficios que las mascotas aportan al bienestar físico y mental de las personas y la expectativa de muchos futuros propietarios de que su perro o gato se convertirá en un fiel compañero de vida y en un amigo. Además, la respuesta a esta pregunta representa el primer paso para planear medidas que ayuden a reducir o erradicar el abandono de los animales de compañía. Con esta finalidad, desde 1988, la Fundación Affinity realiza periódicamente un estudio que estima la cantidad de animales abandonados en España y que analiza el perfil de los animales recogidos, de las personas que los llevan a los refugios y de los centros que los recogen.

Motivos

Según el último estudio realizado en el 2010, los principales motivos de abandono de perros y gatos han sido las camadas inesperadas (14%), los cambios de domicilio (13,7%), los factores económicos (13,2%), la pérdida de interés por el animal (11,2%) y el comportamiento problemático de la mascota (11%), mientras que entre los motivos menos frecuentes se encuentran el fin de la temporada de caza (10,2%), las alergias de algún miembro de la familia (7,7%), el nacimiento de un hijo (6,4%), el ingreso en hospital o la defunción del propietario (3,5%), las vacaciones (2,6%) o el miedo a contraer la toxoplasmosis durante el embarazo (2,4%).

Incompatibilidad

Estos motivos tienden a cambiar en el tiempo y con respecto a los estudios anteriores, los datos del 2010 indican un aumento de los factores económicos y una disminución de los motivos relacionados con la pérdida de interés, el fin de la temporada de caza y el miedo a la toxoplasmosis. Sin embargo, el abandono sigue apuntando a una incompatibilidad entre algunos propietarios y algunas mascotas, a un desconocimiento sobre las implicaciones prácticas de vivir con un animal y en algunos casos a unas expectativas equivocadas sobre el comportamiento normal de un perro o de un gato.

Sensibilización

Así que estamos lejos todavía de erradicar el problema, pero las campañas de sensibilización de la población contra el abandono de los animales empiezan a hacer efecto. Cada vez hay más personas que intentan elegir la mascota que “encaje” mejor en su estilo de vida y que antes de adoptar consultan a los profesionales del sector para tener expectativas realistas sobre la dedicación que la mascota necesitará en términos de tiempo y dinero.

Consejos

De hecho, si estás valorando la posibilidad de adoptar una mascota y quieres sentar las bases de una relación larga y feliz, te pueden interesar los siguientes consejos elaborados por Fundación Affinity para evitar el abandono de animales:

  1. La decisión de tener un animal se debe tomar en familia, repartiendo las diferentes tareas y responsabilidades entre todos los miembros de la misma
  2. Informarnos y decidir qué tipo de animal es el que mejor se adapta a nuestras necesidades, gustos, estilo de vida y tamaño del hogar: perro, gato, u otro tipo de mascota; macho o hembra; cachorro o adulto; en el caso de perros, tamaño pequeño, mediano o grande…
  3. Enseñar al animal, sobre todo en el caso de los perros, las órdenes básicas de adiestramiento. De esta manera, la convivencia será más fácil y disfrutaremos mucho más de la compañía de nuestro animal
  4. Pedir consejo al veterinario acerca de la esterilización para ejercer no sólo una tenencia responsable sino también una “paternidad responsable”, y evitar de esta manera camadas no deseadas

Artículo publicado originalmente en Affinity PetCare: Las razones detrás del abandono de una mascota

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *